Hace una semanas, cuando anuncié el tema del #RetoRubirroja para este mes de mayo invitándote a compartir tus “bocados de primavera“, te mostraba unas deliciosas frambuesas congeladas y te preguntaba en qué receta pensabas que podría usarlas. ¿La respuesta…? Una refrescante pink lemonade.

¿Te gustaría saber cómo preparar esta limonada rosa de forma totalmente natural? ¡Hoy te lo cuento en el blog!

Ingredientes para tu pink lemonade

  • Un litro de agua
  • El zumo de cuatro limones
  • Tres o cuatro frambuesas congeladas
  • Azúcar blanco al gusto
  • Hielo

pink lemonade rubirroja gema espinosa

Receta

  • En primer lugar vierte un litro de agua en una jarra.
  • Después, coge los limones y exprime su zumo. Te aconsejo que lo hagas en algún tipo de cuenco o recipiente para que puedas colarlo antes de echar el zumo en la jarra. Aunque este paso no es imprescindible, sí es recomendable para conseguir que la presentación de nuestra pink lemonade sea perfecta y tenga un aspecto brillante y cristalino.
  • Añade el zumo de limón que has colado a la jarra con agua.
  • Coloca tres o cuatro frambuesas en un recipiente (pueden ser congeladas), y mételas durante unos segundos en el microondas. Si son congeladas será suficiente con unos 10 segundos, y en el caso de que estén a temperatura ambiente puedes ponerlas menos tiempo. Con este paso conseguiremos que las frambuesas suelten su jugo, que será el colorante natural que usaremos para nuestra pink lemonade.
  • Tras este paso, te aconsejo seguir el mismo proceso que con el limón, y pasar las frambuesas por un colador fino a un nuevo recipiente limpio.
  • A continuación, coge el recipiente de jugo de frambuesa, y ve echándolo lentamente en tu jarra de limonada mientras remueves hasta conseguir el tono deseado. Usa poca cantidad para conseguir una limonada de un rosa pálido, o añade más para conseguir un color más intenso.
  • Ahora añade azúcar blanco al gusto. El motivo de la selección de este azúcar es porque con su color blanco no interfiere en el color de nuestra limonada rosa, pero puede ser sustituido por cualquier otro endulzante.
  • Por último, para conseguir que tu limonada rosa sea realmente refrescante, añade hielo a la jarra, o incluso algunas frambuesas congeladas después de aclararlas.
  • Y… voilà! ¡A disfrutar!

 

¿Cómo de facilísima te ha parecido esta receta? Ya sabes: si te atreves con ella… ¡me encantaría que me la enseñaras vía Instagram!

Nos leemos la semana que viene con el resumen del #RetoRubirroja de este mes, así que si todavía no has participado… ¡estás a tiempo!

Pin It on Pinterest

Share This
A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar