El curso ha terminado oficialmente, pero antes de empezar a pensar en vacaciones, y aprovechando que durante este mes los contenidos del blog han girado en torno a fórmulas para despertar y refrescar nuestra inspiración, hoy te hablo de tres súper emprendedoras que me inspiran, de varias lecciones que he aprendido de cada una de ellas, y te muestro tres #RubiMotions que he preparado con mucho mimo pensando en cada una de sus marcas.

Mr.Wonderful: ¿Puedes soñarlo? ¡Puedes hacerlo!

 

Allá por 2011 andaba yo pegada al ordenador buscando invitaciones de boda bonitas y originales cuando, de repente, me encontré con una parejita, Angi y Javi, que acababan abrir un estudio on-line llamado Mr.Wonderful. Además de tener lo que estaba buscando, también tenían una tienda repleta de cuadernos y tazas preciosas que no se parecían a ninguna otra cosa que hubiera visto antes. Recuerdo estar navegando por la web, y pensando: ¡estos chicos lo petan fijo! Y, efectivamente… ¡lo demás es historia!

Lo que empezó siendo una gran idea que dos valientes se atrevieron a materializar en su primer estudio, con el paso de los años y grandes dosis de pasión, trabajo, esfuerzo, y constancia, se ha convertido en una gran empresa con una plantilla enorme que les acompaña en su aventura.

Además, cuando tuve la oportunidad de visitar sus oficinas de Barcelona me gustó muchísimo ver que Angi y Javi han sabido transmitir muy bien la pasión que sienten por su marca a todas las personas que trabajan con ellos, y que tanto su estudio como los que componen son un fiel reflejo de la filosofía Wonder.

¿Qué más se puede pedir?

The Singular Olivia: Experimenta, experimenta, y experimenta

 

Soltar lastre, perder el miedo a equivocarse, aceptar que el error también forma parte del proceso, y que el único camino hacia el éxito es la experimentación, es una valiosa lección que cualquiera que se planteé emprender debería de grabarse a fuego. Y precisamente la capacidad de disfrutar del proceso de experimentación, junto a su pasión por cuidar hasta el más pequeño detalle, son algunas de las cosas que más me gustan de Paula González, la emprendedora tras The Singular Olivia.

Recuerdo que la primera vez que hice un pedido en la tienda de Paula fui de las que ven ese packaging tan bonito y no se atreven a abrirlo, ni aunque el olor tan delicioso que desprenden sus jabones te avise de que deberías de hacerlo. Pero entonces Paula escribió este post y, qué queréis que os diga… ¡me convenció!

Mientras disfrutaba de abrir el nuevo jabón que estaba a punto de estrenar, me imaginaba a Paula en su laboratorio, rodeada de esencias, aceites, y compuestos de todo tipo, experimentando sin descanso hasta dar con la fórmula exacta de sus productos soñados: bonitos por fuera, buenos por dentro, y que cumplen con lo que prometen.

Desde aquel día han pasado ya algunos años, pero cada vez que uso uno de sus jabones, o prendo alguna de sus velas, sigo imaginándola experimentando y disfrutando de crear algo tan suyo y que tan feliz hace a otros. Y eso siempre me recuerda lo necesario que es ser valiente y experimentar, probar, y explorar nuevos confines para llegar con nuestros proyectos a lugares que seguramente jamás hubiéramos imaginado cuando empezamos.

 

Lucía Be: Always be you (porque eres una bonica)

 

Todo empezó con su blog. Lucía me encandiló con sus historias sobre sus paxaritos, el amore, su taller clandestino de sombreros en el cuarto de la plancha, su vida silvestre, y su huerto. Con sus verbenas, sus tocados, sus bailarinas que te hacían ojitos, y sus piropazos bonicos a las mujeres reales. Y, cuando quise darme cuenta, tenía las paredes del estudio forradas con sus láminas y su lazo Brigitte en el pelo.

Si hay algo que me fascina de Lucía como emprendedora es su capacidad para contar historias auténticas, para despertar emociones, y para conectar con los que estamos del otro lado. Lucía sabe llevarnos de la mano como nadie entre sus ingeniosas viñetas, sus reflexiones sobre esta vida moderna que nos ha tocado vivir, y es capaz de darle un toque de humor hasta a las situaciones más grises.

Además, Lucía nos ha enseñado lecciones imprescindibles para la vida moderna como que “las calorías por la mañana no cuentan”, que somos “más bonicas de lo que creemos”, que “siempre hay motivos para bailar”, y que desde luego no se acaba el mundo si a veces “no nos da la vida”. Y, por si todo esto fuera poco, Lucía también ha demostrado sobradamente que si se lo propone es capaz de conseguir la capa del mismísimo Ramontxu vía Stories, y que luce los sombreros rancheros como nadie. Así, sin filtros de Instagram ni nada.

Bonica (y auténtica) que es nuestra Luci.

 

Y ahora… ¡es tu momento! Cuéntame: Si en algún momento te has planteado emprender, o incluso ya lo has hecho, ¿qué emprendedoras te inspiran y por qué?

Como siempre nos leemos en los comentarios y nos vemos por Instagram, donde puedes participar del #RetoRubirroja de junio hasta el martes que viene, cuando seleccionaré algunas las publicaciones que más me hayan gustado para el post del miércoles!

Pin It on Pinterest

Share This
A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar